Loader
LAS CLAVES DEL ESPRESSO PERFECTO DE COLOMBIA
Como preparar el mejor café de origen. Las claves para conseguir un café de barista.
cafe arabica, espresso perfecto
16626
post-template-default,single,single-post,postid-16626,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.2.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-16128
Cultura de Café

LAS CLAVES DEL ESPRESSO PERFECTO DE COLOMBIA

El café más apreciado de Colombia es el que se cultiva en la región llamada zona cafetera, denominación que surge por reunir las características de latitud óptima para este tipo de cultivo, con altitud (entre 1200 y 2500 metros) y gozar de un clima húmedo y templado. Los departamentos productores de café en Colombia son:

Nariño, Norte de Santander, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Huila, Cauca, Tolima, Caldas, Quindío y Risaralda, conocidos estos tres últimos como el Eje Cafetero.

 

Existen dos tipos de granos de café: arábica y robusta. Los granos de arábica tienden a ser ligeramente más dulces, con un sabor más suave, pero también son más ácidos en postgusto. Colombia es uno de los pocos países que cultivan sólo granos de arábica y sus variedades (Caturra, Típica, Colombia, Castillo® Tabi, Borbón y Maragogype), que junto con el clima y la orografía del país hacen que el café de Colombia sea considerado de mayor calidad.

Debido a la gran cantidad de plantaciones, la selección del grano perfecto es artesanal y laboriosa tanto por la oferta como por verificar que las condiciones de cultivo, proceso de recolección, lavado y secado sean óptimas y tengan la calidad esperada. Café Platino desplaza a sus expertos para escoger y supervisar estas tareas según el compromiso adquirido con el consumidor de comercio justo y al tiempo ofrece la máxima calidad de producto. El valor aportado en la variedad Exquisite reside, además, en su tueste medio y en el frescor y aroma conservado gracias a una válvula especial que encontramos en el envase.

El cultivo del café se realiza en pequeñas plantaciones diseminadas por la cordillera de los Andes, por lo que las plantas crecen en cuestas pronunciadas y entre plantas más grandes con la finalidad de darles sombra. Hay dos cosechas al año y se realiza de forma manual, método picking, una vez que las flores pasan a ser la cereza característica, en cuyo interior se encuentra el codiciado grano.

 

Cordillera de los Andes Colombia

EL ESPRESSO PERFECTO

 

La molienda

El café debe molerse en su punto justo, ni muy fino ni muy grueso. Sabremos que el punto de molienda es correcto midiendo el tiempo de erogación, que será de 25 segundos para 30 ml de café. Una vez colocado el café en el portafiltro realizaremos un prensado enérgico que garantice una distribución uniforme.

La máquina

Una buena cafetera ayuda a conseguir un buen espresso. Para ello debemos realizar un mantenimiento y limpieza periódicos que garanticen su correcto funcionamiento.

A la hora de preparar el espresso comprobaremos que la presión de agua al grupo es de 9 bares, la temperatura del agua en la caldera es de 120º y la temperatura de salida del agua al grupo es de entre 90-95º.

La taza

Para mantener todas sus propiedades el espresso debe servirse en una taza de color blanco en el interior de forma cónica de loza gruesa, que no absorba demasiado calor que se almacene boca arriba y sin estar apilada sobre la máquina. Debe estar seca y caliente (alrededor de 40º) para mantener la crema.

Sin Comentarios

Escribir un Comentario